Sendero Circuito Deportivo (P.P. Dehesa del Generalife)

En esta ocasión, nos vamos “De rutas por”  el Parque Periurbano Dehesa del Generalife, en Granada Capital.  El circuito deportivo del Llano de la Perdiz pretende compaginar el uso y disfrute de la naturaleza con la práctica de actividades físico-deportivas.

Para ello y aprovechando el trazado, se han instalado ocho estaciones de gimna- sia a lo largo del recorrido, con diferen- tes ejercicios y actividades propuestas aptas para la mayoría de los usuarios.

Para los que sólo deseen caminar, este sendero será un agradable y sencillo paseo junto a pinos de repoblación y encinas, muy cercano a la ciudad de Granada y con magníficas vistas a Sierra Nevada.

Datos técnicos

  • Trayecto: Lineal
  • Longitud: 1 km aprox (ida)
  • Dificultad: Baja
  • Track: rutas@derutasporlanaturaleza.es
  • Punto de partida: Llano de la Perdiz 
  • Tipo de camino: Sendero, cortafuegos
  • Recomendaciones: Llevar agua potable y vestimenta y calzado adecuados. No abandonar basura. Evitar encender fuego. Respetar el entorno natural del camino. No molestar a las gentes del lugar.

La ruta comienza en el área recreativa del Llano de la Perdiz; este enclave, por su cercanía a la ciudad de Granada, es uno de los centros de esparcimiento y recreo favorito de los granadinos, que cada fin de semana acuden a la zona para celebrar barbacoas familiares, jugar al fútbol o simplemente pasear por los alrededores de la dehesa del Generalife, disfrutando de las magníficas vistas que desde aquí se contemplan.

El Llano de la Perdiz es así mismo, por la ya citada cercanía a Granada, uno de los principales puntos de práctica deportiva, donde se dan cita aficionados a la bicicleta de montaña, corredores de fondo y ciudadanos que acuden al alba para ascender hasta los 1.039 metros de altitud del cercano Cerro del Sol y así mantenerse en forma.

Respecto a la vegetación de la zona, predominan las especies mediterráneas como la encina, el pino de repoblación y algunos ejemplares de quejigos (Quercus ilex) (Quercus faginea), junto a un amplio abanico de plantas aromáticas entre las que sobresalen los romeros (Salvia rosmarinus), tomillos (Thymus vulgaris) y lavandas (Lavandula), acompañados a su vez de lirios (Lilium), amapolas (Papaver rhoeas) y jaras (Cistus ladanifer), que durante la primavera tapizan la zona con sus vistosas y coloridas flores. Entre su masa boscosa habita un gran número de especies animales, destacando las aves forestales como currucas (Sylvia sp),  Verderón común (Chloris chloris), jilgueros (Carduelis carduelis), gorriones (Passer sp.) y tórtolas (Streptopelia sp), razón por la que los aficionados a la ornitología encontrarán en el Llano de la Perdiz el paraje ideal para el avistamiento de aves junto a la ciudad de Granada.

Por todas estas virtudes, el uso del Llano de la Perdiz y la Dehesa del Generalife como lugar de recreo y descanso se remonta a la época de esplendor del reino nazarí de Granada, cuando los gobernantes de La Alhambra eligieron esta zona para edificar alcázares y palacios como el del Generalife, los Alixares o el de Dar al-Arusa.

Tras apreciar los numerosos valores de esta área recreativa, nos disponemos a comenzar nuestro recorrido por un sendero flanqueado de pinos de repoblación que, en pocos metros y tras un suave descenso, nos conducirá hasta el cortafuegos que habrá de ser el camino conductor de la ruta.

Dejando atrás los campos de fútbol, nuestro sendero llega a la primera de las ocho estaciones de ejercicios que encontraremos a lo largo del sendero. Desde aquí y antes de continuar hacia la izquierda, podemos contemplar una magnífica panorámica de la ciudad de Granada y el valle del río Genil a la vez que ante nosotros se alza, de manera majestuosa y omnipresente, Sierra Nevada.

Será esta imagen, la de Sierra Nevada, la que nos acompañe a lo largo de todo el recorrido. Ante nuestros ojos y de izquierda a derecha, podemos observar los picos de los Machos (3.329 m), Veleta (3.396 m), Tajos de la Virgen (entre 3.342 y 3.179 m), Cartujo (3.150 m) y finalmente el Caballo (3.011 m) y su prolongada loma, que descienden al encuentro de La Alpujarra y el mar Mediterráneo.

A lo largo de 950 metros de sendero, nos encontraremos con las diferentes estaciones donde podremos ejercitar todos los grupos musculares, a la vez que disfrutamos de la rica flora y fauna del entorno.

Un panel informativo nos indicará que hemos llegado al final del circuito deportivo  y aunque lo recomendable es regresar por el mismo camino, también será posible hacerlo por cualquiera de las numerosas sendas y carriles existentes en la zo

Fotografías y vídeo: Propios
Texto adaptado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

De rutas por la naturaleza

Ahora puede recibir notificaciones por WhatsApp

Unirse al Canal
Cerrar