Parque Nacional Sierra de las Nieves

El Parque Nacional Sierra de las Nieves, se localiza en el extremo suroeste de la Cordillera Bética, enmarcándose en la porción más elevada de la Serranía de Ronda (Málaga), constituyendo las montañas más elevadas de la Andalucía occidental, con los 1919 metros de altura del Pico Torrecilla. Su estratégica ubicación geográfica, unida a su particular conformación geológica y orográfica, y la consiguiente complejidad del sustrato, hace que la vegetación se caracterice por su elevada diversidad. La Sierra de las Nieves es un importante refugio para la fauna silvestre. En ella se localizan, fundamentalmente, especies típica de media y alta montaña.

Sierras blanquecinas y calizas de abruptas formaciones se contraponen con montes alomados de colores rojizos en el parque natural Sierra de las Nieves, un espacio ubicado al este de la ciudad de Ronda (Málaga).

Los montañeros tienen en este parque una cita con el Pico Torrecilla, de 1.919 metros de altitud, mientras que los amantes de la espeleología prefieren simas y pozos naturales como la del GESM con 1.101 metros de profundidad. Tanto en superficie como en el mundo subterráneo se suceden caprichosas formaciones kársticas originadas por la erosión y posterior precipitación de las calizas. En las cotas más bajas, las peridotitas tiñen de rojo el paisaje. Se trata de unas rocas mucho más impermeables que las calizas y con una especial composición que favorece la aparición de interesantes especies de flora.

El nombre del parque desvela la presencia de nieve en sus altas cumbres, que antiguamente se mantenía durante todo el año. Los lugareños la almacenaban en los neveros y aprovechando las noches la bajaban mediante mulas, distribuyéndose por pueblos y ciudades.

Otro atractivo de la sierra son los bosques de pinsapos (Abies pinsapo) que sobreviven en su interior. Este abeto mediterráneo se halla en las frías y húmedas umbrías; una reliquia botánica que se remonta a la época glaciar de la península. Hoy día sólo se encuentra en esta sierra, en la Sierra de Grazalema y en Los Reales de Sierra Bermeja, siendo la población de Sierra de las Nieves la de mayor tamaño. Algunos de estos árboles rondan los 500 años de edad, como el de la Escalereta, declarado Monumento Natural. Descendiendo en altura destacan las encinas (Quercus ilex) y alcornoques (Quercus suber) de los montes de Istán y Monda o algunas manchas de algarrobos y castaños en los de Tolox y Parauta. Una forma amena de conocer toda esta diversidad forestal es realizando alguno de los recorridos de ciclomontañismo como el de Monda-Istán.

El parque natural cobija entre los mamíferos a la Cabra montesa (Capra pyrenaica), fácil de observar en las cotas más altas. Otras especies de interés son el corzo (Capreolus capreolus) y la nutria Nutria (Lutra lutra), presente en sus ríos. Entre las aves, abundan las grandes rapaces, como el águila real (Aquila chrysaetos) y la perdicera (Aquila fasciata) y el búho real (Bubo bubo). También las propias de los bosques, como el azor (Accipiter gentilis) y el gavilán (Accipiter nisus).

Este espacio fue habitado por muchas culturas, pero, sin duda, serían los musulmanes los que marcarían en mayor medida el legado histórico de la zona. Ejemplo de ello son los castillos y murallas que existen en Monda, El Burgo, Istán o Tolox. La influencia árabe también está presente en su gastronomía con las gachas de harina con miel, el queso de almendras o la sopa de los siete ramales. Otra visita recomendable en esta zona es a la localidad de Ronda, famosa por su tajo y por albergar la plaza de toros más antigua del país.

📸 FOTOS

Fotografías: Propias

Texto adaptado Junta de Andalucía

Print Friendly, PDF & Email