Sendero Cañamares (Sierra de Cazorla)

En esta ocasión, nos vamos “De rutas por”  la provincia de Jaén, por el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, por el río Cañamares. Un río con aguas permanentes, y abundantes sombras, encajado en un valle profundo de paredes muy inclinadas.

Datos Técnicos:

  • Trayecto: Lineal
  • Longitud: 4 km aprox (ida)
  • Dificultad: Media
  • Track: rutas@derutasporlanaturaleza.es
  • Tipo de camino: Sendero con superficie pedregosa
  • Punto de inicio: Finca Rural El Molino de Gris (Chilluevar)
  • Recomendaciones: Llevar agua potable y vestimenta y calzado adecuados. No abandonar basura. Evitar encender fuego. Respetar el entorno natural del camino. No molestar a las gentes del lugar.

El Sendero discurre paralelo al Río Cañamares en su tramo alto. Nada mas iniciada la marcha pasamos por los Tiscares, una agrupación de cortijos de arquitectura tradicional. El sonido del agua está presente en todo el recorrido pues el río Cañamares.

La ruta nos ofrece buenas vistas de los cortados que el río ha provocado al erosionar la roca caliza. Atraviesa zonas de huertos tradicionales, olivar y sobre todo terreno forestal del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Durante gran parte de su recorrido coincide con los restos de acequias que daban riego a los huertos y movían los molinos que aparecen a ambos lados del cauce como el de Gris o de Enmedio y el Molino de Arriba.

Hay que extremar las precauciones pues parte del recorrido es peligroso por la estrechez, altura y pendiente de los pasos. No debemos abandonar la senda y nos ayudaremos de los elementos de seguridad: puentes, pasarelas, pasamanos y escaleras. El desnivel entre el inicio y el fin es de 150 m aunque puntualmente en el sendero aparecen fuertes pendientes, de escasa longitud, dotadas de escalinatas.

La vegetación natural es muy abundante y proporciona sombra durante todo el año. Aparece un bosque de galería con chopos (Populus sp), fresnos (Fraxinus), almeces (Celtis australis) y sauces (Salix) además de otras formaciones vegetales autóctonas con madroños (Arbutus unedo), agracejos (Berberis vulgaris), durillos (Viburnum tinus), entre otros. Como formación vegetal importante destacar el bosque mediterráneo antiguo (bosque lauroide) compuesto por formaciones espesas de madroño (Arbutus unedo), durillo (Viburnum tinus), y mirto (Mirtus communis), este último es el único testigo en todo el Parque. Entre la fauna, nos podemos encontrar con la Nutria (Lutra lutra), el Martín pescador común (Alcedo atthis), galápagos y la trucha común (Salmo trutta) e incluso el cangrejo autóctono (Austropotamobius pallipes) en uno de sus últimos reductos.

📸 FOTOS

Fotografías y vídeo: Propios

Texto adaptado

Print Friendly, PDF & Email