Sendero de arte rupestre “Vacas del Retamoso” (P.N. Despeñaperros)

En esta ocasión, nos vamos “De rutas por”  la provincia de Jaén, por el Parque Natural de Despeñaperros. En ésta ruta parte desde la fuente de la Niebla. A través del sendero del Barranco de la Niebla, nos dirigiremos al abrigo de Vacas del Retamoso, con manifestaciones de arte rupestre prehistórico que constatan una ocupación entre el Neolitico final y la Edad del Cobre, hace unos 5000 años.

Datos Técnicos:

Nos dirigimos a un paisaje excepcional, Los Organos del Desfiladero de Despeñaperros, paso natural entre Castilla y Andalucia que a lo largo de toda la historia ha sorprendido y maravillado. 

En 1849, el viajero inglés William George Clark escribió sobre Los Órganos: “los peñascos escindidos verticalmente sobresalen como restos de algún castillo de gigantes en ruinas”. En 1926 el geólogo español Eduardo Hernández- Pacheco fue el primero en hablar de las pinturas rupestres y el primero en dibujar el panel de Vacas del Retamoso, aportando además un relato: “cuentan que el ejército napoleónico, al llegar al rellano donde están las pinturas rupestres, diviso desde lo alto e iluminadas por el sol las amplitudes de la gran llanura del valle Bético, el oficial, ante la magnificencia del espectáculo, mandó hacer alto al destacamento y presentar armas al espléndido panoramas”. 

Pero este “castillo de gigantes” desde el que los ejércitos rinden pleitesía al magnifico paisaje, tuvo un significado distinto en la prehistoria, cuando las cuevas y abrigos fueron lugares de habitación y cobijo. Conocemos que señalarlas con pinturas les sirvió de guía hacia la caza, los frutos o los recursos minerales (sílex, arcillas o tierras colorantes); formaron parte de rituales y ceremonias “sagradas”; les avisaban de peligros, les conducían a refugios y les marcaban los limites de la tierra. Fueron códigos cuyo conocimiento contribuía a asegurar la continuidad del grupo y su control del territorio, y por ello desempeñaron un importante papel hasta que, miles de años después, se implantaron nuevas formas de dominio social y territorial (fronteras, fortificaciones, etc.)

Toda manifestación de arte rupestre prehistórico en Andalucia está protegida e inscrita en e Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de interés Cultural.

📸 FOTOS

Fotografías y vídeo: Propios

Texto adaptado

Print Friendly, PDF & Email