Picos del Guadiana

Entre los abruptos paredones de la Sierra del Caballo se alza Huesa, “un pueblo para curiosos e inquietos que quieran disfrutar de la belleza de un luminoso paisaje distinto a lo común por estas tierras jiennenses”

Los Picos del Guadiana Menor. Se elevan por encima del valle de Huesa y no son pocos los habitantes que deciden agarrar el volante para reunirse con su presencia lejana e imponente. Marchan hacia el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, dejando al norte el casco urbano y atravesando el Puente de la Risa. Pasan ante riscas verticales y tierras regadas, se adentran en la rambla que hacen las faldas de varias colinas, para luego apearse en una cornisa caliza. El suspiro les nace en respuesta a lo que les rodea: un bosque de picachos, una cresta llena de estratos columpiándose, cielo y más cielo por encima de sus cabezas… Los Picos del Guadiana son belleza rotunda, ambiente subdesértico, paisaje luminoso, una invitación vegetariana hacia un oasis color verde. Recomendable el Mirador del Lirio, la Salinilla de Chillar y el Poblado Ibérico de los Castellones de Ceal.

Declarado Monumento Natural que destaca por su especial interés geomorfológico. Se trata de una cornisa de naturaleza caliza y de dirección este-oeste, que se eleva, con alturas superiores a los 700 m., sobre la extensa zona de vega del Guadiana Menor. Es un crestón calizo donde los estratos pétreos, dispuestos verticalmente, emergen de un cono de arcillas blandas que forma una alineación rocosa parecida a los dientes de una sierra. Su origen es del Jurásico. Destaca, además, la presencia de especies como la Cabra montesa (Capra pyrenaica).

📸 FOTOS

Fotografías: Propias.

Texto adaptado

Print Friendly, PDF & Email