Canastera común (Glareola pratincola)

Con su aspecto de enorme golondrina, la canastera es una de nuestras limícolas más singulares, ya que ha desarrollado una particular técnica de alimentación, consistente en la persecución de invertebrados aéreos, que se parece notablemente a la utilizada por vencejos, aviones y golondrinas. A la hora de nidificar, esta especie se contenta con todo tipo de lugares despejados próximos a masas de agua, como orillas, isletas y barbechos, donde instala un somero nido en cualquier depresión del terreno.

Identificación

Esta ave limícola, un tanto atípica, se ha amoldado a una forma de vida mucho más aérea que otros componentes del grupo y ha desarrollado diversas adaptaciones relacionadas con la alimentación. Los adultos en plumaje nupcial muestran una coloración general ocrácea en las regiones dorsales, y blanca en las ventrales; la garganta, de tonos crema, aparece circundada por una estrecha línea negra, que se prolonga por la cara del ave a modo de bridas. Los adultos no reproductores tienen las bridas pálidas, unas estrías finas más oscuras en la garganta, el pecho moteado ligeramente de marrón más oscuro y las plumas de las partes superiores con márgenes claros. Los jóvenes poseen píleo y nuca estriados, exhiben partes inferiores blancas y jaspeadas de marrón en el pecho, y las plumas de su dorso presentan un aspecto escamoso. Cuando vuela, la canastera luce una silueta muy singular, en la que llama poderosamente la atención —además del blanco obispillo— una larga y ahorquillada cola, como la de una golondrina. Las alas, por su parte, son largas y apuntadas, sorprendentemente oscuras en su cara inferior.

Amenazas y Conservación

La amenaza más importante para la especie radica en la pérdida de hábitat como consecuencia de desecaciones y roturaciones. Otro problema notable proviene de la pérdida de nidos y pollos producida por el laboreo agrícola, los depredadores oportunistas (ratas, jabalíes, zorros, gatos, etc.) y el pisoteo por parte del ganado. El aumento brusco de los niveles de agua también afecta al éxito reproductor. Además, en determinadas colonias se producen cuantiosas pérdidas debidas a atropellos, colisiones con tendidos eléctricos y vallados de espino. Por otro lado son frecuentes las constantes molestias a cargo de agricultores, pescadores de cangrejos, curiosos y paseantes. La canastera común aparece incluida en el Libro Rojo de las aves de España en la categoría de “Vulnerable” y se considera “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

📸 FOTOS

Fotografías: Propias.

Fuente: SEO/BirdLife

Print Friendly, PDF & Email