Primeros pasos en barrancos

ORÍGENES

La historia del Barranquismo comienza en 1902 de la mano del espeleólogo, fotógrafo, escritor y aventurero francés Lucien Briet (1860-1921). Con su libro “bellezas del alto Aragón” tenemos las primeras catalogaciones de barrancos en el norte de Aragón.

Como curiosidad diremos que los primeros pasos en el barranquismo, fueron hacia arriba, ya que carecían de material y técnicas existentes hoy en día. Portaban material mucho más pesado y voluminoso por lo que la actividad se prolongaba hasta varios días.

Hasta 1999 no se publica el primer manual técnico de la mano de EFC (Escuela Francesa de Cañones), lo que marcó un antes y un después en cuanto a técnica.

¿QUÉ ES EL BARRANQUISMO?

Consiste en realizar una progresión por cañones o barrancos, cauces de torrentes o ríos de montaña, a pie y/o nadando, ya que cuenta con diferentes técnicas y materiales propios.

En cuanto, al equipamiento, la persona debe tener como mínimo, un casco, un traje de neopreno, escarpines de neopreno, calzado adecuado, bloqueadores mecánicos, pedal, navaja, silbato, mochila.

GRADUACIÓN TÉCNICA DE UN BARRANCO

La graduación es válida para un caudal medio o normal, en un periodo habitual de práctica, donde el nivel del agua es bajo, pero no necesariamente en pleno estiaje.

El nivel de práctica tiene que estar adecuado al nivel técnico del descenso.

Los cañones se gradúan de la siguiente forma.

  • V: la letra V seguida de un número del 1 al 7 (la escala queda abierta al alza) para la dificultad en el carácter vertical.
  • a: la letra a seguida de un número del 1 al 7 (la escala queda abierta al alza) para la dificultad en el carácter acuático.
  • IV: una cifra romana del I al VI (la escala queda abierta al alza) para el compromiso y envergadura.

MATERIAL OBLIGATORIO

Comenzamos de los pies a la cabeza.

  • Calzado: que aporte fijación a tus tobillos y que ofrezcan buen agarre. En estos momento existen varias marcas en el mercado con modelos específicos, aunque para iniciarte puedes usar tus botas de montaña.
  • Escarpines: calcetines de neopreno que sirven para proteger los pies del frío (varios espesores desde 2mm a 5mm) dependerá de la temperatura exterior.
  • Neopreno: material indispensable. Hay diferentes modelos en el mercado desde una construcción en una sola pieza (tipo triatlón pero más grueso) o dos piezas (peto más chaqueta). También varia su grosor entre 3-4-5 mm cada parte. No sólo nos protegerá del frío sino que mantendrá la temperatura del agua del interior de éste, situada entre la piel y el neopreno. Evitará roces y golpes de nuestro cuerpo con rocas, ramas o/y árboles.
  • Arnés: pieza fundamental del equipo. Hay desde específicos de barrancos, o adaptados de otras modalidades de la montaña (escalada). Si son específicos, llevarán un plástico incorporado en la parte posterior de este, protegiendo las perneras del arnés y el cinturón lumbar, de roces con las rocas y facilitando el deslizamiento en los toboganes. Las partes de un arnés son perneras, cinturón lumbar, cierre y anillo central (donde acepta la mayor carga). Si por el contrario dispones de un arnés no específico de barrancos habrá que incorporar el cubre de plástico, por separado. Esta pieza consigue alargar la vida del arnés y del neopreno.
  • Guantes: nos protegerán del frío, roces, existen de diferentes grosores y su uso es opcional.
  • Casco: material indispensable, ha de estar cerrado exceptuando algún respiradero de pequeño tamaño. Si fueran mayores los respiraderos se pueden introducir pequeñas piedras perdiendo eficacia.
  • El barbuquejo (cinta de la barbilla) debe estar bien ajustada. Otro tipo de casco como el de bicicleta no es recomendable puesto que los respiraderos son demasiado grandes y de otras disciplinas demasiado pesados.
  • Cabos de anclaje: se compone de cintas de diferentes diámetros que terminan en un mosquetón de seguridad (pueden ser automáticos, de rosca). Recomendable que pueda alargarse o acortarse en función de las necesidades.
  • Descensor: cuando tenemos que descender un nivel importante, utilizaremos la técnica de rápel y para poder frenarnos en la cuerda, utilizaremos el descenso. Hay diferentes tipos: ocho clásico, ocho con patas, piraña (específico de barrancos) stop y track para grandes verticales.
  • Mosquetón de seguridad: para enganchar el ocho al anillo ventral o para realizar maniobras de seguridad. Hay de diferentes tipos (hms, ovalados o de pera) variará según la maniobra que vayamos a realizar.
  • Mochila : bolsa para transportar el material, el bidón estanco y las cuerdas. Llevan orificios de evacuación del agua en la parte inferior, como en los laterales.
  • Bidón estanco: bote de plástico, de distantas capacidades (500 a 2 litros). Nos permite mantener seco lo que se lleva en su interior.
  • Cuerdas: Son semiestáticas, diseñadas para progresión (para subir o bajar por ellas). Se recomienda que tenga las siguientes características:
    • Que mantengan su flexibilidad con el tiempo.
    • Que absorben poca agua.
    • Que tengan un diámetro manejable cuando está mojada o llevamos guantes.
    • Que no sean demasiado pesadas.
    • Colores vivos y bien visibles en el agua.
    • Se recomienda llevar de mínimo 8 mm y de 30 o 35 metros.
    • La normativa que regulan las cuerdas semiestáticas es la EN-1891.
    • Las diseñadas específicamente para barrancos son las conocen como “flota”, son totalmente de polipropileno y no se hunden, pero sólo se puede usar en doble y para ralear, por lo que no ofrecen demasiada seguridad. No cumplen la EN-1891.

Vía: Decathlon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

De rutas por la naturaleza

Ahora puede recibir notificaciones por WhatsApp

Unirse al Canal
Cerrar