Cabra montesa (Capra pyrenaica)

El color de las hembras es entre canela y ocre, más oscuro en invierno que en verano. Los machos presentan además unas manchas de color negro en los flancos laterales y en el cuello, que aumentan con la edad, pero que desaparecen durante el verano. Los cuernos presentan un crecimiento anual y pueden llegar a medir 80-100 cm en los machos y 30 cm en hembras.

La cabra montés (Capra pyrenaica), se trata de un endemismo de la península ibérica. Originalmente se describieron cuatro subespecies, de las cuales se han extinguido dos: C. p. lusitánica, que desaparece a finales del siglo XIX y C. p. pyrenaica, el último bucardo o erc, murió en el año 2000. Por tanto, en la actualidad viven tan solo dos subespecies:

Distribuída por todos los sistemas montañosos de la Península Ibérica, a lo largo del siglo XIX se extinguió en gran parte de estos, sobreviviendo a principios del siglo XX pequeños grupos de cabras en Gredos, Pirineos y montañas del este peninsular. Extinguida en Pirineos, en la actualidad la cabra montés se distribuye principalmente por las cordilleras localizadas en el este, centro y sur de la península ibérica. Sus poblaciones están en expansión y ha sido introducida en numerosas sierras. Altitudinalmente se distribuye entre 200 y 3.300 m.

📸 FOTOS

Texto adaptado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

De rutas por la naturaleza

Ahora puede recibir notificaciones por WhatsApp

Unirse al Canal
Cerrar