Paisaje minero de Linares – Acosta

De rutas por la naturaleza

Las Minas de Arrayanes están datadas desde el siglo XVI. Este Pozo, de una profundidad de 497 metros, fue uno de los más activos y ricos. Está situado junto al destruido y demolido Cerco de San Fausto. El Estado arrendó la mina a José Genaro Villanova en 1869. En 1880 se trabajaba en el mediante un malacate, pero Villanova lo estableció como pozo maestro, instalando para bombear el agua, una máquina de vapor tipo Cornish, con un cilindro de 50 pulgadas de diámetro. La extracción se realizaba con máquina de vapor de doble cilindro horizontal de 20 pulgadas. Es uno de los restos más cercanos a la ciudad y, tal vez por ello, ha sufrido el expolio a lo largo del tiempo, pero especialmente en los últimos años. Su nombre se debe a José Acosta Velasco, un destacado industrial, que fue alcalde de Linares. Este pozo daba nombre al primero de los “tercios” en que se dividía la Mina de Arrayanes. A principios del siglo XX la extracción se hacía mediante una gran cabria metálica, símbolo de la grandeza del establecimiento estatal.

📸 FOTOS

Fotografías y vídeos: Propios.

Fuente: Proyecto Arrayanes

Print Friendly, PDF & Email