Paisaje minero de Linares – Restauración

De rutas por la naturaleza

Estos restos están situados junto a la vía del ferrocarril minero. Tienen junto a ellos unas interesantes instalaciones de muelles de carga, talleres y edificaciones. El pozo, de 497 metros de profundidad, se abrió entre 1844 y 1850, y tenía una posición estratégica en un establecimiento minero tan grande como Arrayanes. Esta situación determinó que en él se emplazaran distintas instalaciones, como talleres, muelles de carga, lavadero, etc. También lo hizo idóneo para albergar la central de reparación de locomotoras del tranvía minero de la empresa estatal, ya que, además, se cruzaba esa línea interior de Arrayanes con el ferrocarril minero de Linares a Los Salidos. Este pozo se utilizó para evacuar agua de las galerías, y para ello se instaló en 1877 una máquina de bombeo, con un cilindro de algo más de 1 metro. Por éste pozo pasa el gran socavón de desagüe.

📸 FOTOS

Fotografías y vídeos: Propios.

Fuente: Proyecto Arrayanes

Print Friendly, PDF & Email