Salinas De Las Escuelas

En esta ocasión, nos vamos “De rutas por ”  las salinas de interior de Las Escuelas, son junto a las salinas litorales de la Bahía de Cádiz y las del estuario de los ríos Tinto y Odiel en Huelva, las salinas más representativas de Andalucía. Como una de las más antiguas, destacan las salinas de la Las Escuelas.

Las primeras referencias históricas de la existencia de salinas en Jaén datan del siglo XIII, durante el reinado de Alfonso X, que otorgó el privilegio de la gestión municipal de las salinas, localizadas a unos 300 metros de la aldea Las Escuelas (pedanía de Baeza). Se encuentran referencias de la continuidad de su existencia en las actas Capitulares del Concejo en el siglo XV, concretamente del año 1479. Continuando la protección de las mismas durante el reinado de los Reyes Católicos.

De rutas por la naturaleza

Desde el punto de vista morfológico, esta salina se enclava en un terreno llano y adopta una organización claramente ortogonal, adaptándose a las condiciones del terreno. La superficie productiva es una trama reticular que se va estrechando, compuesta por aproximadamente 100 pozas empedradas, de forma cuadrada y perfectamente regular, cuyas dimensiones medias son 4 x 4 metros. Es en ellas donde se va a almacenar el agua para su posterior evaporación.

El terreno, previamente nivelado y con una capa de arcilla apisonada para impedir la filtración del agua, se preparaba como base para la disposición de un “enmorrillado” de piedras de pequeño tamaño que forman el suelo de las pozas. Entorno a ellas se dispusieron los pasillos necesarios para la recogida de la sal, construidos con piedras de mayor tamaño. Materiales obtenidos del cauce del arroyo Salado.Ç

De rutas por la naturaleza

La captación y acumulación de agua se realizaba a través de dos pozos de planta circular en el exterior y cuadrangular irregular en su interior equipados con bombas. La red original de canalización estaba formada por un grueso canal fabricado en piedra que cruzaba transversalmente la salina. Para el suministro de agua se contaba con albercón de idénticas características que una alberca. Los calentadores son las pozas de primera línea, provistas de unos plásticos negros que aceleran la subida de la temperatura del agua. Los pasillos rodean a las pozas para acceder a éstas. Las regueras son los conductos del agua, también rodean a las pozas y tienen un desagüe en cada una de ellas.

La Casa Salinera y almacén de sal está situada al Este de la explotación salinera, en la margen derecha del arroyo Salado. Esta edificación, que posee planta rectangular, está organizada a partir de un cuerpo principal construido en sillería y mampostería enlucida y encalada, con cubierta a dos aguas de estructura de madera protegida con teja cerámica curva. El espacio está dividido en distintos sectores funcionales, entre los que destacan: la vivienda, dedicada a la antigua habitación; el establo o cuadra, para cobijar a los animales necesarios para el transporte de la sal; el pajar o granero para el almacenaje del alimento de los animales; la nave de molienda, donde se molía antiguamente la sal y donde se encontraba un antiguo molino de rulos; la nave de envasado para empaquetar la sal; el almacén y el sobrado. Junto al espacio de almacén, se añadió un segundo cuerpo para la fábrica de sal. Aún existe la mesa utilizada para la molienda de la sal. En el exterior del cortijo, se localiza la piedra moledera con la que se realizaba este proceso.

De rutas por la naturaleza

📸 FOTOS

Fotografías y vídeo: Propio.

Fuentes:- SOBRINO SIMAL, Julián. La Arquitectura de la Industria en Andalucía. – Dirección General de Bienes Culturales. Inventario de Arquitectura Popular 1992-1997. Salinas las Escuelas, 1992. – Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Salinas interiores de Las Escuelas en Baeza, Jaén, 2013.

Print Friendly, PDF & Email