Paisaje minero de Linares – San Enrique – Magdalena

En abril de 1864 se plantea ubicar aquí la extracción, por estar a suficiente distancia de Taylor, y se limpia el 1º nivel y se comienza a profundizar en mayo. En junio de 1865 se trabaja en 2º nivel para comunicarlo con Taylor. Se convierte en 1866 en uno de los tres pozos importantes de la sección central, junto con San Adriano y Taylor, habiéndose profundizado en una zona nueva, poco explorad y productiva. Alcanza en ese año 3º nivel. En junio de 1867 llega a 4º nivel y en marzo de 1869 a 5º nivel, con muy buenas expectativas. En 1872 estaba en 6º nivel a más de 137 metros de profundidad. Junto a este pozo se realizaba el triturado del mineral, que después se enviaba a la fundición, mediante una máquina encargada de realizar tanto la trituración como la extracción, ubicada en una casa con dependencia para máquina horizontal y foso para un gran volante de inercia, así como dependencia para caldera demolida. La chimenea tiene base octogonal. Entre este pozo y San Adriano, un poco apartada de la línea de filón, hay una gran charca circular, todavía en uso para riego. El pozo ha permanecido tapado y oculto hasta que recientemente ha aparecido una hundición en su emplazamiento. Más al norte hay un pozo auxiliar, que accedía hasta 2ª planta, con coordenadas 442595; 4220144.

Fotografías: Propias.
Texto: Proyecto Arrayanes
Más Info:rutas@derutasporlanaturaleza.es

Print Friendly, PDF & Email