Paisaje minero de Linares – Torre de Perdigones de La Cruz

La Fundición de La Cruz trabajaba el mineral de plomo desde 1830, impulsada por el Marqués de Remisa, y mantuvo su actividad hasta su cierre en 1986. La Torre de Perdigones actual, que sustituyó a otra de mayor altura formada por varios troncos de pirámide, está colocada sobre un pozo, para conseguir la altura de caída necesaria para formar los perdigones. La fabricación de munición se llevaba a cabo en instalaciones anexas a esta torre. En ellas un horno crisol mantenía el plomo fundido antes de verterlo por el pozo a través de una chapa perforada. La caída por el pozo enfriaba las gotas de plomo, al que se añadía arsénico para aumentar la tensión superficial y conseguir la forma esférica. En la segunda galería, un recipiente con agua recibía los perdigones, que se elevaban hasta la superficie en una jaula gracias a una polea y a una pequeña máquina. Después de secarlos, se comprobaba su esfericidad, mediante unos planos inclinados y se clasificaban por tamaños. Se conservan la Torre de Perdigones con estructura de barras y asentamiento de mampostería, las naves para fabricar la Munición, con un horno de crisol, horno de secado, restos de otros hornos, base para máquina de elevación y sistema de clasificación de perdigones. Además están anexas las naves de Talleres electro-mecánicos y la Portada de entrada con cartela e inscripción de 1830. En los alrededores está el poblado con casas de tipo colonial francés.

📸 FOTOS

Fotografías: Propias.
Texto: Proyecto Arrayanes
Más Info:rutas@derutasporlanaturaleza.es

Print Friendly, PDF & Email