Raquetas de nieve

Las raquetas de nieve es el deporte de invierno que más adeptos ha ganado en los últimos años. El motivo parece lógico: aunque existe una técnica, las raquetas no requieren de un aprendizaje previo para realizar de entrada, alguna excursión fácil.

Ventajas y limitaciones de las raquetas
La publicidad de fabricantes y empresas de actividades puede hacernos creer que podremos usar las raquetas en nuestro país durante todo el invierno y disfrutar de ellas sin experiencia alguna, pero en realidad no es así. ¿Cuáles son los claroscuros de las raquetas?

– Permiten caminar por nieve profunda a mayor velocidad que sin ellas y son una alternativa al esquí de montaña en grandes macizos.
– Con el modelo adecuado y la técnica suficiente puedes divertirte con amigos en paseos agradables por paisajes de baja y media montaña que ganan belleza cuando están nevados.
– La inversión es asumible. Actualmente las raquetas cuestan desde 50 euros (modelos de bajo coste para iniciación) hasta unos 200 euros (uso frecuente o terrenos más técnicos). Hay estaciones de esquí o refugios muy accesibles donde se alquilan para una jornada por sólo 10-15 euros e incluso añaden un par de bastones por sólo 3-5 euros más.
– Ten en cuenta que este tipo de raquetas funcionan bien sobre todo en nieves frías, en polvo y secas, por lo que en España estas condiciones sólo se dan algunos días de invierno, no de continuo. A fin de cuenta vivimos en un país mediterráneo y no alpino.
– Las raquetas son peligrosas en pendientes empinadas o con nieve helada. Aunque incluyan puntas de acero no te eximen de saber manejar unos crampones.

Print Friendly, PDF & Email