Mirador de Rey (P. N. Sierra de Andújar)

En esta ocasión, nos vamos “De rutas por”  el Parque Natural de la Sierra de Andújar, para realizar un breve recorrido junto a la presa del Jándula, también conocida como La Lancha, que es en sí misma una construcción monumental de un alto valor patrimonial y, por supuesto, económico y social. Está situada en una zona agreste e históricamente despoblada del interior de Sierra Morena. Al valor del monte mediterráneo que naturalmente domina en ella, se agrega este gran lago artificial que añade diversidad al paisaje.

Datos Técnicos:

  • Trayecto: Lineal
  • Longitud: 1 km aprox (ida)
  • Dificultad: Baja
  • Track: rutas@derutasporlanaturaleza.es
  • Punto de partida:  Presa del Jándula
  • Tipo de camino: Senda  con superficie pedregosa
  • Recomendaciones: Llevar agua potable y vestimenta y calzado adecuados. No abandonar basura. Evitar encender fuego. Respetar el entorno natural del camino. No molestar a las gentes del lugar.

Hace ya más de ochenta años que se creó este gran lago artificial donde se remansan las aguas del río Jándula a lo largo de unos veinte kilómetros de su cauce, inundando su encajado valle. El embalse tiene una capacidad de 322 Hm3 con una lámina de agua de 1.231 hectáreas. Una nueva pieza introducida en la geografía de la sierra que, lógicamente, ha tenido un importante impacto en el paisaje, la ecología y la economía local y regional.

La variedad de la avifauna del lugar, que podremos comprobar con cierta facilidad, es un ejemplo claro de tal transformación inducida. Los Cormoranes grande (Phalacrocorax carbo), con sus plumajes negro lustroso y bronce, ya son habituales, y no es raro ver Ánade azulón (Anas platyrhynchos) o Garza real (Ardea cinerea). En el agua habitan especies como el Black-bass, la carpa o el barbo, y también un pez que sólo se encuentra en estas aguas y afluentes del Jándula, denominado bogardilla.

Emprenderemos el camino que sale hacia el sur por la margen izquierda del encajonado río, cien metros por encima del mismo. Su aspecto nos da pistas sobre los paisajes antes de la construcción de la presa. A medida que nos alejamos de la presa ganamos perspectivas sobre ella, y nos explicamos mejor su consideración como monumento histórico.

A doscientos metros del inicio del camino encontramos un tramo ensanchado por una excavación al pie del poblado, que no es otra cosa que la cantera de granito que se abrió y explotó sólo para la construcción de la presa y otras obras relacionadas con ella, caso del poblado. Parte de la imagen de integración de este gran muro en el paisaje se debe a su recubrimiento por piedra del propio lugar. Podremos ver alrededor algún bloque de granito que quedó sin utilizar, y también algunos otros testigos de la agitada actividad durante la construcción de la presa.

Un poco más adelante, el camino se estrecha en un punto en el que damos por finalizado el sendero.

📸 FOTOS

Fotografías y vídeo: Propio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

De rutas por la naturaleza

Ahora puede recibir notificaciones por WhatsApp

Unirse al Canal
Cerrar